Imagen de Teleamazonas

Las familias de Julio Mora y de Waldramina Quinteros no estaban de acuerdo en que los enamorados se casaran; pero eso no impidió que la pareja, que se considera hoy la más antigua del mundo, siguieran adelante con sus planes.


Setenta y nueve años después, todavía están juntos: él a los 110 años y ella a los 104, ambos lúcidos y con buena salud, aunque los familiares dicen que están un poco deprimidos porque extrañan las grandes reuniones familiares que ya no pueden hacer por la pandemia.

Hay matrimonios más prolongados, pero por el momento no hay otros entre personas tan mayores, según Guinness World Records, con poco menos de 215 años combinados.

Mora nació el 10 de marzo de 1910 y Quinteros el 16 de octubre de 1915. Se casaron el 7 de febrero de 1941 en la primera iglesia construida por los españoles en Quito: La Iglesia de El Belen.

Ambos son profesores jubilados y viven en Quito, la capital de Ecuador, donde a mediados de agosto recibieron la certificación Guinness.


Su hija Cecilia dice que están lúcidos y activos, aunque ya no tienen la agilidad que tenían antes. “Desde marzo, no hemos tenido nada de eso”, dijo Cecilia. “Mis padres necesitan contacto familiar”.

La pareja cuenta con una gran familia: cuatro hijos sobrevivientes, 11 nietos, 21 bisnietos y un tataranieto.

Dijo que a su padre le gusta ver televisión y beber leche y que a su madre, que disfruta de los postres, le gusta leer el periódico todas las mañanas.

Anteriormente enumerados como los más viejos estaban una pareja de Austin, Texas, Charlotte Henderson y John Henderson, que tienen una edad combinada de 212 años y 52 días. Los Henderson celebraron su 80 aniversario en diciembre.