Fuentes empresariales han revelado que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de España organizó una reunión con varias compañías del país afectadas por la Helms-Burton para analizar el impacto de la ley, dio a conocer Diario de Cuba, citando al periódico español El Confidencial.


Acudieron a la cita representantes sindicales y de las cámaras de comercio, además de las hoteleras Meliá, Iberostar, y la línea aérea Iberia, entre otras.

Representantes de los ministerios de Turismo, Exteriores y Justicia, expusieron a los asistentes los distintos escenarios en los que estaba trabajando el Gobierno y que incluyen la solicitud a un despacho de abogados norteamericano de un análisis de la situación, así como la petición a la Organización Mundial del Comercio (OMC) de la creación de un grupo de expertos, en el marco de dicho encuentro.

La prensa española acotó que aunque los asistentes celebraron la iniciativa del Gobierno de Pedro Sánchez, la realidad es que no se sacaron muchas cosas en claro, y en las próximas semanas habrá una nueva reunión.

El Confidencial confirmó el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha creado un grupo de seguimiento «integrado por altos cargos de cada uno de los departamentos» para paliar la normativa que entró en vigor hace unos meses, y permite reclamaciones millonarias a empresas extranjeras que operan en Cuba con propiedades confiscadas por el régimen.


Las demandas bajo el amparo de la Helms-Burton deben ser presentadas en EEUU, sin embargo los tribunales españoles ya tienen en sus manos la primera demanda presentada al calor de la ley.

Una familia cubanoamericana presentó una demanda contra la cadena Meliá por explotar dos hoteles en unos terrenos suyos, confiscados por Fidel Castro.

En septiembre el juzgado decidirá si archiva la causa o continúa el proceso en el país europeo, de acuerdo al medio español, esta ha sido por ahora la única demanda presentada en España.