Entre lágrimas Bob Menéndez habló de su madre cubana (Imágenes, captura de pantalla, YouTube)

En un reportaje de Punto y Aparte, de la cadena de noticias hispanas en EEUU, Univisión, el senador estadounidense de origen cubano Bob Menéndez recordó sus inicios en la política y se conmovió al hablar de su madre cubana Evangelina.

Menéndez, senador por Nueva Jersey, quien llegó a ser el alcalde más joven del país en 1986, reveló casi entre lágrimas que su madre Evangelina, era su ídolo.


«Cuando hablamos de coraje, el irse de un país y venir a otro», resaltó, «donde no tenía a nadie, no la estaba esperando nadie, no tenía nada garantizado, no sabía el idioma, no sabía la cultura, eso es coraje», expresó el político, quien sonríe al hablar de su nieta de dos años, que lleva por nombre Evangelina.

La madre del demócrata era costurera, no hablaba inglés, ella y el padre de Bob, Mario, emigraron a Estados Unidos en 1953, y él nació en Nueva York al año siguiente.

«Ella regresaba a la casa, después de trabajar todo el día y cocinaba y limpiaba», contó, y además de revisaba sus tareas de la escuela, aunque no sabía el idioma.

Menéndez, aunque estadounidense, se considera un cubano con una fuerte pasión por la música y el baile.


Bob de origen humilde, hijo de refugiados, reconoció que fue el primero de su familia en ir a la universidad, y que si le hubiesen dicho en sus inicios que iba a lograr ser uno de cien senadores federales en un país de 320 millones de habitantes, no lo hubiera creído.

Como sus padres fueron inmigrantes cubanos, para Menéndez el tema de inmigración es uno de los más preocupantes, y reconoció que el presidente Donald Trump tiene el punto de vista más negativo sobre los inmigrantes que él ha visto en su vida pública.

El demócrata fue un duro crítico del presidente Barack Obama, quien promovió el restablecimiento de las relaciones con la dictadura cubana.

«Dimos todo y recibimos nada, como yo le dije al presidente Obama cuando me dijo que iba a cambiar su política», confesó, agregando que «nada cambió» en la Isla comunista con el deshielo.