La mayoría de los votantes republicanos quiere mantener las políticas de apertura hacia Cuba del expresidente Barack Obama, según un sondeo publicado este lunes por Engage Cuba, organización favorable al acercamiento bilateral.


El 64% de los votantes republicanos apoyan mantener los cambios que efectuó Obama en la política de EE.UU. hacia Cuba, mientras que solo el 22% se opone, de acuerdo con la encuesta, hecha entre el 23 y el 25 de mayo a 1.973 electores.

Esa cifra es similar a la del conjunto del país, ya que el 65% de los votantes estadounidenses apoya continuar con la política de Obama, frente al 18% que se opone.

Preguntados sobre el levantamiento del embargo comercial y financiero hacia Cuba -algo que depende del Congreso, controlado por los republicanos-, el 55% de los votantes de ese partido lo apoyan, frente al 26% que se oponen.

Respecto a ese tema, el 61% se mostraron a favor y el 19% en contra, según el estudio, elaborado por la empresa Morning Consult y con un margen de error del 2 %.


«Es raro en este ambiente político envenenado que haya un asunto que una a republicanos, demócratas e independientes. El apoyo arrollador del pueblo estadounidense para continuar la política de relación con Cuba debe servir como señal de alerta al presidente Trump», indicó el presidente de Engage Cuba, James Williams, en una nota.

Aunque falta la confirmación oficial, se prevé que Trump anuncie este viernes en Miami una serie de cambios a la política hacia Cuba que podrían endurecer las condiciones para el comercio y los viajes de estadounidenses a la Isla.

Entre los cambios que se barajan está la prohibición a empresas estadounidenses de negociar con entidades que estén vinculadas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, y la posibilidad de imponer más restricciones a los viajes de estadounidenses a la isla.