Unos 50 cocheros en Banes, Holguín entregaron sus licencias ante nuevas restricciones

Las nuevas regulaciones del Gobierno cubano a los cuentapropistas no sólo ha afectado a los taxistas privados, que se movilizan por estos días para hacer valer sus derechos, unos 50 cocheros en Banes, Holguín, entregaron sus licencias el viernes en la Oficina de Administración Tributaria municipal (ONAT), como parte de una protesta silenciosa, de acuerdo a Martí Noticias. 


El miembro de la Alianza Democrática Oriental, William Tamayo dijo a Radio Martí: “les subieron los impuestos (…) y los obligaron a subir el precio del pasaje”. 

“Este es un fenómeno que no solo se da con los cocheros”, añadió Tamayo, quien reveló la situación ha perjudicado a otros trabajadores del sector privado. 

La Seguridad del Estado detuvo durante más de diez horas al cuentapropista, a raíz de la protesta silenciosa de los cocheros. 

Durante el arresto, Tamayo asegura haber recibido amenazas de cumplir una larga condena en la cárcel, además se quejó haber sido de objeto de abusos tanto verbal como físico. 

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

El alza en los impuestos que deben pagar por la atención veterinaria a los caballos, y por el hecho de transitar las calles, se ha unido al aumento del precio de los trámites burocráticos, lamentó otro cochero, que pidió no ser identificado. 

Según el transportista inciden las elevadas multas, las malas condiciones del vehículo, los accidentes de tránsito, los malos olores, factores que contribuyen a que las ganancias se reduzcan cada vez. 

No existe un taller estatal para arreglar este tipo de vehículos, o un mercado para “comprar gomas y otras piezas de repuesto”, que terminan adquiriendo a precios elevados en el mercado negro, explicó el activista Marlon Martorell. 

Miles de personas de los 79 mil residentes en Banes, usan a diario los tradicionales coches, igual ocurre en otras partes del país, donde persisten los problemas del transporte por la infraestructura.