Nuevamente el presidente estadounidense Donald Trump denuncia a los “regímenes represivos” de Cuba, Venezuela, Irán y Corea del Norte, asegurando que su administración está de parte de los que sufren “persecución” debido a su fe en cualquier país del mundo.


Durante su discurso en el Desayuno Nacional de Oración, acto anual que mezcla temas políticos con cuestiones religiosas, el mandatario expresó: “sabemos que millones de personas en Irán, Cuba, Venezuela, Corea del Norte y otros países sufren bajo regímenes represivos y brutales”.

“Estados Unidos está del lado de todas las personas que sufran opresión y persecución religiosa”, añadió Trump.

Aunque el presidente suele citar a Cuba y Venezuela entre los principales violadores de los derechos humanos, ambas naciones no figuran entre los países sancionados por EEUU por las afrentas a la libertad religiosa y a la democracia, sin embargo Corea del Norte e Irán si aparecen.

El Departamento de Estado, en su más reciente informe sobre libertad religiosa, indicaba que “el ambiente de libertad religiosa ha mejorado” en la Mayor de las Antillas, y sólo mostraba preocupación por “antisemitas” en los medios de prensa estatales.


“Nuestros derechos no nos los dan los hombres, sino nuestro creador. Pase lo que pase, ninguna fuerza terrestre puede arrebatarnos esos derechos”, señaló el presidente estadounidense.

Jimmy Morales, el presidente de Guatemala, asistió al Desayuno Nacional de la Oración, y sostuvo un breve encuentro con Trump antes de la alocución.

(Con información de Martí Noticias)