Cubanos se reúnen afuera de La Bodeguita de Mima en Louisville, Kentucky

Fernando Martínez, propietario de un negocio en el centro de Louisville, Kentucky, participó en una manifestación el domingo con otros miembros de la comunidad cubana y expresó su solidaridad con los manifestantes de Black Lives Matter, incluso después de denunciar haber recibido recientes demandas del movimiento que catalogó como «tácticas de mafia».


El Louisville Courier-Journal informó que los dueños de negocios en el área recibieron cartas de manifestantes que incluían una lista de demandas para mejorar la diversidad en la comunidad y en el lugar de trabajo. El periódico citó un comunicado de prensa que decía que la carta fue entregada por manifestantes que le dijeron a Martínez que la pusiera en la puerta de su casa para que «su negocio no se joda».

El periódico informó que Martínez, quien es socio del Grupo Ole Restaurant y llegó a Estados Unidos en una balsa a los 18 años, no fue el único propietario de un negocio que recibió la carta.

Luego de recibirla Martínez se dirigió a Facebook para escribir: «Llega un momento en la vida que tienes que defenderte y tienes que demostrar realmente tus convicciones y en lo que crees. Todas las buenas personas deben denunciar esto. ¿Cómo puedes justificar la injusticia con más injusticia?

El periódico informó que algunas de las demandas establecidas en la carta incluían un mínimo del 23 por ciento del personal que fuese negro y que comprara al menos el 23 por ciento de sus productos a minoristas negros. Alternativamente pedía donaciones de 1.5% de la venta.


El periódico informó que cerca de 100 miembros de la comunidad cubana de la ciudad se reunieron frente de La Bodeguita de Mima en el área conocida como NuLu este domingo.

El periódico dijo que Martínez dio un discurso apasionado y habló sobre cómo su restaurante está abierto a todos. En un momento, dijo: “¿Cómo puedo ser llamado intolerante y racista cuando mi familia es negra? Cuando mi hijo es gay? Soy el orgulloso padre de un hijo gay y voy a luchar por él contra cualquiera «.

La ciudad, como muchas en todo Estados Unidos, ha visto protestas contra la policía. Las protestas en Louisville han pedido en gran medida justicia para Breonna Taylor, quien fue asesinada por la policía en su propia casa durante un registro policial.