Viento en Miami Beach. Foto: Pixabay

Un aviso de no nadar sigue vigente el sábado en áreas de Miami Beach después de una fuga de tubería de alcantarilla el miércoles.


Las autoridades están pidiendo a los bañistas que eviten las áreas de la primera calle hasta la quinta calle y el área de Biscayne Bay desde South Pointe Drive hasta la 14 calle.

Según el Departamento de Salud de Florida, hay altos niveles de bacterias fecales en el área.

Funcionarios de la ciudad dijeron que un contratista que trabajaba para un servicio privado dañó el alcantarillado de la ciudad en la quinta calle y Michigan Avenue el miércoles, causando la liberación de las aguas residuales que han contaminado la playa.

Las autoridades dijeron que continuarán recolectando muestras para actualizar a los nadadores sobre el estado de la calidad del agua de la playa.