Embarazada cubana cuestiona la potencia médica/Imágenes tomadas de redes sociales

Geidy Alvelay, una cubana embarazada, originaria de Trinidad, en la provincia de Sancti Spíritus, denunció estuvo alrededor de 12 horas por los pasillos de un hospital de la localidad, para poder ingresar.


«Bueno mi gente aquí estoy en el Hospital de SS esperando hace dos horas ser atendida para ingresar a ponerme la heparina para la circulación y parir con menor riesgo; después de esperar entre el lobby de Trinidad 6 horas, y aquí llevo 4 o sea 10 horas llevo esperando mi ingreso», reveló en sus redes sociales, con una imagen en la que se le ve semiacostada sobre las bancas de metal del centro sanitario.

Alvelay calificó como «antihumano», que la tuvieran en esa situación, pues explicó es «una embarazada a termino con riesgo de trombosis por las varices».

«¿Quién tiene la culpa? ¿Con quién me quejo? ¿Dónde están los médicos? ¿Por qué funciona así si Cuba es una potencia de la medicina y ejemplo ante la humanidad? ¿Por qué aquí internamente todo funciona tan mal?», cuestionó.

En otro post, Geidy mostró imágenes de sus acompañantes, una de ellas su suegra, también cansada de esperar.


En una publicación posterior de hace menos de 24 horas Alvelay expresó su admiración y respeto por los médicos cubanos, pero aclaró que ella en particular sufrió «en carne propia justo» lo que escribió.

«Gústele a quien le guste; sería incapaz de cobrar por hablar mierda de este país; hablo de gratis lo que me pasó y para eso no me molestaré en discutirlo con ningún necio porque lo que se puede demostrar no se discute», añadió.