Mario Echenique Manso y su familia (Imagen captura de pantalla, Univisión 23)

Mario Echenique Manso es uno de los cientos de cubanos que fueron deportado de EEUU durante este año fiscal, y ahora se encuentra en la Isla, junto a su esposa y sus dos hijos, pero sin poder trabajar, reportó el periodista Javier Díaz para Univisión 23.


Los cubanos que han sido deportados por Estados Unidos, ahora son considerados personas no confiables para el Gobierno de la Isla, por haber intentado abandonar la Patria y traicionar a la Revolución.

«Me estoy volviendo loco aquí en mi casa, estoy buscando y buscando, pero nada», confesó haciendo referencia a las nulas posibilidades de encontrar trabajo que tiene en el país comunista.

Según dijo Echenique Manso vía telefónica, él decidió regresar a Cuba «por un problema de economía, y por la familia también».

«Mi familia en EEUU no me apoyó más», añadió.

A aquellos que aún permanecen detenidos en centros del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE), les espera la misma triste realidad.


«Con un miedo creíble aceptado, no era para que deportaran a nadie, y sin tener nada concreto del caso», comentó Lindia Lazo, quien llegó a Estados Unidos junto a su esposo desde hace más de un año, y aún él se encuentra detenido en Alabama.

«Nosotros entramos aquí pidiendo libertad…somos jóvenes y tenemos pensamientos diferentes», agregó.

Según Lazo si su esposo regresa a Cuba puede tener problemas, porque entró a EEUU pidiendo asilo, ella también contó que él era atosigado en Cuba por la policía, y corre riesgo de ir preso en cuanto pise la Isla.