El régimen distribuirá módulos alimenticios de donación/Imagen tomada de redes

El régimen castrista anuncia que distribuirá de manera gratuita, módulos alimenticios que fueron donados a Cuba, la información fue hecha pública por la ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, y divulgada por el periodista y locutor holguinero Marcos Antonio Almarales en Facebook.

La distribución de los productos se hará gradualmente, y abarcará todos los núcleos de la Isla, las donaciones se repartirán en La Habana a partir de mañana viernes 30 de julio.


Entre los productos de donación, están incluidos arroz, otros granos, pastas alimenticias y azúcar. Los mismos se distribuirán por la libreta de abastecimiento, y la población contará con 30 días para ir a buscar los productos a la bodega al parecer.

«Además de los productos fundamentales que componen el módulo, se distribuirán otros que no serán los mismos en cada provincia (debido a la variedad de esas donaciones en menor cantidad)», aclararon.

«El municipio cabecera de Pinar del Río recibirá a partir del 30 de julio carne en conserva enlatada, además de harina de trigo, como parte de otro donativo que será destinado a la producción de galletas y pan», agregaron.

En el caso de los capitalinos, recibirán leche, con prioridad para los adultos mayores de 65 años, así como harina para producir galleta y pan.


De igual modo las provincias orientales recibirán latas de atún, una por núcleo.

Villa Clara, Camagüey, Mayabeque y Las Tunas podrán recibir frijoles, un alimento básico en la dieta del cubano.

«La ministra recalcó que el proceso de entrega de los módulos será gradual y transparente, y aseguró que todos los núcleos del país serán beneficiados», precisó el locutor citando información de Cubadebate.

Comúnmente el régimen le vende las donaciones a la población, pero ahora parecen estar bien temerosos, a raíz de las protestas desatadas el pasado 11 de julio, y la visibilidad que alcanzaron las mismas en la prensa internacional, por lo que con esta estrategia buscan calmar los ánimos.

Ayer en una pescadería en La Habana, estuvieron vendiendo picadillo de res, langosta, y otros alimentos liberados, que durante décadas han sido prohibitivos para el cubano de a pie.

Sin embargo, hay que recordar que esto son migajas, y que lo que quieren los cientos de presos políticos que hay en Cuba ahora mismo, es libertad, y han sido ellos los que han salido a la calle para exigirla.