El régimen cubano pide una moratoria del pago de su deuda al Club de París/Imagen de archivo

El Gobierno cubano ha pedido al Club de París que le suspenda el pago de su deuda hasta 2022, el viceprimer ministro del régimen Ricardo Cabrisas, fue quien pidió tolerancia al grupo, informa CubaNet.


Una fuente diplomática, cuya información fue confirmada luego por otras dos fuentes, dio a conocer que el Gobierno de Miguel Díaz-Canel ha solicitado «una moratoria para 2019, 2020 y 2021, y volver a pagar en 2022».

En 2015 el régimen negoció la reestructuración de su deuda con los 14 países que conforman el grupo, entre los que se encuentra España, Francia, Reino Unido, Italia, Japón, Canadá y Australia.

Cuba ha pedido cancelar ahora $8 500 de los $11 100 millones que debe, una cifra que ahora mismo se le hace imposible de pagar, ante el debilitamiento económico que ya venía experimentando el país caribeño a lo largo de 2019, sumado ahora a la crisis del Covid-19.

A principios de este año, el régimen ya había pedido una moratoria para la deuda del 2019, justificando su estancamiento económico con las sanciones del Gobierno estadounidense.


Antes Cuba se había comprometido a pagar a más tardar a fines de mayo de este año, sin embargo no ha podido cumplir con la deuda, ante la caída del turismo que ya se venía viendo dentro del país comunista desde hace mucho tiempo, luego del boom bajo la era de Barack Obama, y ahora para colmo por el cierre de fronteras a causa de la pandemia.

AFP recuerda que la paralización del turismo en la Isla pone en jaque a un tercio de empresarios privados ahí asentados, los negocios más vulnerables la renta de habitaciones, y paladares.

Con el Covid-19 también están en peligros las remesas enviadas desde el extranjero, otra gran fuente de ingresos para Cuba.

El centro de análisis Diálogo Interamericano, con base en Washington, predijo que «si los estragos económicos en Florida (Estados Unidos, donde vive una gran comunidad cubana) son significativos, pues la llegada de remesas caerá con fuerza, y ello impactará fuertemente sobre la vida de la gente».

Diálogo Interamericano teme a «una crisis humanitaria», y expertos en economía han pronosticado el peor de los colapsos en la historia de Cuba, con fuertes predicciones de una hambruna.