Países acreedores de Cuba le condonaron 8.500 millones de dólares de una suma original de 11.100 millones adeudados, gracias a un acuerdo con miembros del Club de París, que se alcanzó durante el mandato de Raúl Castro. Esta semana el régimen de La Habana pagó la tercera cuota renegociada de 2.600 millones de dólares a 14 naciones, además habrían rubricado una decena de acuerdos de inversión, según fuentes diplomáticas citadas por Diario de Cuba.

El pasado año fueron pagados por el Gobierno cubano 60 millones de dólares, y este 2018 casi 70 millones, el reembolso de la deuda restante fue reestructurado hasta 2033.

La Habana afianzó sus vículos con otras potencias occidentales, cuando comenzó el deshielo con Washington bajo la presidencia de Barack Obama, en ese escenario fue firmado el pacto.

Desde 2015 Cuba ha renegociado su deuda con Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Reino Unido, Italia, Japón, Holanda, España, Suecia y Suiza.


De acuerdo a fuentes diplomáticas y empresariales con conocimiento de los pactos, España y Francia, dos de los principales acreedores, son los únicos países que han negociado con éxito los intercambios.

Con un aporte de La Habana de alrededor de 24 millones de dólares, España ha firmado nueve proyectos en apoyo a empresas conjuntas y otras iniciativas españolas para la fabricación de estructuras de aluminio, cajas de cartón, servicios ferroviarios, andamios y otros artículos.

En conjunto con el banco de desarrollo de Francia, también está en funcionamiento un proyecto de 46 millones de dólares para desarrollar la ganadería y productos lácteos en Camagüey, a esta iniciativa el país caribeño aportó un estimado de seis millones de dólares.

Actualmente otros proyectos están sobre la mesa, entre ellos de infraestructura, que podrían involucrar a la Unión Europea.

Por otra parte, el Gobierno cubano ha pedido renegociar los plazos de pago de la deuda que tiene con el Banco Nacional de Desarrollo (BNDES), principal tenedor de la deuda cubana con Brasil, informaron recietemente representantes de la cancillería brasileña.

Cuba debe al BNDES unos 600 millones de dólares, fundamentalmente por la construcción del puerto del Mariel, a cargo de Odebrecht, conglomerado brasileño.

(Con información de Diario de Cuba y Diaro Las Américas)