El régimen busca condenar a los manifestantes en juicios sumarios, algunos podrían ir a la cárcel hasta por 20 años/Imagen tomada de redes sociales y Captura de pantalla/Canal Caribe

El régimen cubano busca hacerle juicios sumarios a las personas que se han manifestado pacíficamente en los últimos días en la Isla, y que todavía se encuentran detenidas, informa Diario de Cuba.

Así lo anunció el vocero del castrismo en televisión, Humberto López, quien dijo los detenidos en las protestas serán procesados bajo delitos de desorden público, instigación a delinquir, robo con fuerza, resistencia, atentado, lesiones, desacato, propagación de epidemias, y daños a la propiedad.


Como de costumbre la televisión estatal se concentró en intentar desacreditar a los manifestantes, poniendo imágenes de los cubanos volcando las patrullas y saqueando las tiendas, ocultando los vídeos de la independiente sociedad civil pidiendo «Libertad».

La coronel Moraima Bravet Garófalo, jefa de de la Dirección General de la Investigación Criminal del Ministerio del Interior (MININT), confirmó hay manifestantes detenidos.

Organizaciones independientes cubanas estiman son más de 250, los ciudadanos detenidos en todo el país.

La militar se negó a aceptar de que fueran manifestaciones pacíficas, y divulgó que la mayoría de los detenidos tienen «antecedentes penales» y no son revolucionarios, es el tipo de argumentos que siempre utiliza la dictadura para desprestigiar a quien se le opone, que en este caso fue una gran parte del pueblo trabajador.


La funcionaria agregó que la mayoría de «los que se dejaron arrastrar pueden salir con una multa administrativa, con una advertencia», pero si vuelven a hacer algo similar, se consideraría un «delito reiterado».

Quienes sean acusados de «robo con fuerza» durante las protestas, según la Fiscalía castrista, podrían ir a la cárcel con una condena de 20 años.

El reportaje de López persiguió como siempre, intimidar a la población para que mantenga el silencio pese a los abusos y los atropellos.

El oficialismo solo da cuenta de la muerte de un cubano durante las jornadas de manifestaciones.