Se está construyendo el primer centro regional de Estados Unidos para «autos voladores» en el centro de Florida y se espera que esté terminado en cinco años.


Tavistock Development Corporation dijo el miércoles que estaba construyendo la instalación de aviación similar a los Jetsons en el área de Lake Nona de Orlando, la comunidad planificada de uso mixto que construyó.

Lake Nona ya alberga varias instalaciones médicas y de investigación.

El avión será suministrado por Lilium, una compañía de aviación con sede en Alemania que fabrica el único avión de «despegue y aterrizaje vertical eléctrico» de cinco pasajeros de la industria, informó la agencia de noticias Associated Press.

Por el momento, los Lilium Jets pueden viajar casi 300 km con una carga de una hora. Según AP, un viaje de Orlando a Tampa podría durar media hora.


La idea detrás del concepto es que los pasajeros que deseen viajar en el avión puedan hacer reservas a través de sus teléfonos de una manera similar a las compañías de viajes compartidos Uber y Lyft, dijeron las autoridades.

Los vehículos que vuelan y aterrizan en el lago Nona Vertiport tendrán capacidad para cuatro pasajeros y un piloto.

El costo será similar al de una tarifa de primera clase, aunque es probable que el precio baje a medida que el servicio se vuelva más popular.

A diferencia de los aviones y helicópteros, los vehículos ofrecen viajes personales rápidos de punto a punto, al menos en principio, lo cual podría ser una alternativa para evitar los viajes mediante aeropuertos y evitar los atascos de tráfico.

El tamaño de las baterías, el control del tráfico aéreo y otros problemas de infraestructura se encuentran entre los muchos desafíos potenciales para comercializarlos, según los expertos.

Lake Nona Vertiport ha solicitado la aprobación de la Administración Federal de Aviación y el Departamento de Transporte.