Esta semana, el presidente Donald Trump pasará la Navidad en Mar-a-Lago.


Se espera que el presidente llegue a Palm Beach el miércoles por la noche para pasar las vacaciones en el resort. Originalmente, el presidente estaba programado para quedarse hasta el 3 de enero, pero la FAA publicó una alerta el lunes sugiriendo que Trump regresará a Washington D.C. el día de Año Nuevo, informa The Palm Beach Post.

Según el periódico, no está claro cómo el presidente pasará las vacaciones con la familia. Trump y Melania no tienen previsto asistir a los servicios de Nochebuena en Bethesda-by-the-Sea, donde el presidente y Melania se casaron y donde su hijo, Baron, fue bautizado. En cambio, la iglesia de Palm Beach está celebrando servicios virtuales de Nochebuena.

Está previsto que el presidente Trump celebre su fiesta anual de Nochevieja en Mar-a-Lago. Se desconoce si habrá un límite en la cantidad de invitados permitidos, informa The Palm Beach Post.

Se espera que Trump se mude al resort después de dejar el cargo, pero la medida está siendo impugnada por un abogado que recientemente citó un acuerdo de la década de 1990 que le permite a Trump convertir la propiedad de Florida en un negocio que prohíbe a cualquiera vivir allí, incluido él.

El abogado representa a un vecino que se opone a que el presidente resida en la comunidad por las estrictas medidas de seguridad que ello conllevaría.