El diario local ‘Correio Braziliense’ ha publicado una entrevista del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro este viernes, en la que el líder ultraderechista ha cuestionado la necesidad de que su país mantenga relaciones diplomáticas con el régimen cubano.

Bolsonaro ha criticado la política de los anteriores gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT) hacia Cuba y Venezuela, y ha sugerido que los vínculos diplomáticos entre el gigante suramericano y el país caribeño podrían romperse con su ascenso al Palacio de Planalto el 1 de enero próximo.

«Respetuosamente, ¿qué negocio podemos hacer con Cuba?», preguntó el Jefe de Estado electo por el pueblo brasileño.

Según Europa Press, Bolsonaro ha criticado el programa Mais Medicos, por el cual el Gobierno cubano envía profesionales de la salud a Brasilia que cubren el déficit de profesionales locales como pago de la ayuda que recibe de su vecino.


El futuro mandatario planteó que «los que vienen de otros países cobran el salario íntegro, pero los cubanos ganan solo el 25 por ciento de su salario. El resto va para alimentar a la dictadura cubana».

Por otra parte lamentó que gobiernos anteriores hayan amenazado con la deportación a los cubanos que soliciten asilo en el país suramericano.

«¿Da para mantener las relaciones diplomáticas con un país que trata a los suyos de esta manera?», cuestionó, limitándose a exigir «reciprocidad».

«¿Acaso podemos hablar de Derechos Humanos?», concluyó.