Este 24 de noviembre llega a La Habana por primera vez el picnic más grande y exclusivo del mundo, Le Dîner en Blanc continúa la tradición, los miembros de la franquicia alistan sus trajes blancos, y se realizará en un entorno abierto y público de la capital, según la revista independiente de arte y cultura cubana Vistar Magazine.

Se prevé que como es costumbre los invitados asistan de blanco, y hasta el último momento será sorpresa donde se realice el picnic, no existirán áreas VIP, todos compartirán sin diferencias, y los asistentes partirán desde un mismo lugar en ómnibus coordinados por los anfitriones.

Otra tradición de Le Dîner en Blanc, es que los invitados lleven sus propias sillas, mesas, mantel y vajilla blanca, cubiertos, copas de vidrio, servilletas de tela en el mismo tono, y decoración para la mesa, velas, la cena y la bebida, ya sea champaña, vino o agua.

Cuando se termine el evento cada quien debe limpiar su área, y llevar una bolsa de basura para los desechos, se trata de respetar el lugar público.

La primera velada de este evento se organizó en París hace tres décadas, por François Pasquier, a través del sitio web de Le Dîner en Blanc, los participantes tendrán la posibilidad de rentar todo lo necesario.


También puedes registrarte en una lista de espera, sino perteneces al selecto grupo, y deseas formar parte del gran picnic.

Se trata de generar valores como la amistad, e intentar hacer comunidad.

(Con información de Vistar Magazine)