El IRS ha extendido el inicio de la temporada de impuestos 2020 hasta el 12 de febrero. Mientras que la agencia tributaria regularmente comienza cada año a finales de enero, este año no aceptará declaraciones personales hasta el día 12.


La medida se debe a que el IRS necesitará más tiempo para adecuar sus procesos luego de la ley de alivio por COVID-19 que entró en vigor a fines de diciembre, informó CNBC News.

«Si la temporada de presentación de impuestos se abriera sin la programación correcta, entonces podría haber una demora en la emisión de reembolsos a los contribuyentes», dijo el IRS en su anuncio.

«Estos cambios aseguran que las personas elegibles recibieron cualquier dinero de estímulo pendiente como un crédito en reembolso por recuperación cuando presenten su declaración», dijo la agencia.

El crédito de reembolso por recuperación es una nueva adición a la declaración federal de impuestos sobre la renta y está disponible para los contribuyentes que no recibieron el monto total de estímulo al que tienen derecho.


El inicio en febrero 12 no significa que la fecha límite se posponga, esta se mantendrá como es habitual el 15 de abril.

Los contribuyentes pueden pedir una extensión de 6 meses para presentar la declaración, pero los que deben impuestos a pagar deberán pagar los impuestos con la solicitud de extensión. La extensión es para permitir más tiempo para presentar la declaración, no para extender el día de pago.