El clásico del furbol español terminó con una humillación del Real Madrid que salió goleado con 5 goles a 1 en el Camp Nou.

El Barca jugo sin Messi, pero no hizo falta, Luis Suarez marco tres golazos para dejar KO al Madrid que desde la marcha de Cristiano Ronaldo y Zidane no encuentra su espacio en los terrenos de juego.

El Real Madrid tiro de orgullo en el inicio del segundo tiempo y casi empata el partido, pero fue solo eso, un empujon de orgullo, no duro mucho. Los del Barca anotaron el tercero y de ahí pudieron haber marcado hasta 6 o 7 goles.

El entrenador, Julen Lopetegui, quien se espera que sea despedido en las próximas horas no es el único culpable, los jugadores tienen lo suyo, una defensa con errores de bulto y delanteros que no marcan ni a puerta vacia.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

¡Un desastre para el Real Madrid!