Este domingo, EEUU detuvo todo el tráfico fronterizo en el cruce entre San Diego y Tijuana, México, mientras las autoridades mexicanas tomaban medidas contra una protesta de migrantes centroamericanos en la frontera, que querían pedir asilo en Estados Unidos, informó Reuters.

La agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos dio a conocer que el tráfico se había suspendido en ambas direcciones, en el puerto de entrada de San Ysidro, uno de los cruces más transitados.

Testigos alegaron que el domingo la policía de Tijuana disolvió lo que había sido una protesta diaria, provocando escenas caóticas de manifestantes que corrían en diferentes direcciones.

Algunos de los manifestantes expresaron su intención de cruzar la frontera de EEUU, pero la agencia de prensa de Reino Unido, no pudo verificar si lo habían logrado.


Oficiales de Aduanas y de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos se reunieron en el lado estadounidense en una demostración de fuerza.

El presidente Donald Trump dijo el sábado en Twitter que los migrantes que buscan solicitar asilo, permanecerían del lado mexicano hasta que dichas peticiones sean aprobadas individualmente en los tribunales de Estados Unidos.