El sismo del martes fue uno de los más potentes registrados en el Caribe, el temblor que sacudió el Caribe al norte de Honduras ayer en la noche, estremeció el territorio continental, y activó alertas de tsunami, para ser canceladas más tarde. Y se califica como uno de los terremotos más poderosos de la historia moderna de la región.


En Cuba se reportó, por el Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas, un sismo perceptible, fundamentalmente en edificios altos de la Isla de la Juventud, Pinar del Río y La Habana.

Un entrevistado por Radio Martí, explicó que el sismo se sintió con mucha fuerza en un edificio de 9 pisos en Isla de Pinos.

“En el nueve plantas todo el mundo se mandó a correr del edificio para abajo (…) ahí se sintió más, en el mismo centro de Nueva Gerona”, dijo Juan Farrat, pescador de la localidad.

“La gente tenía miedo que se fuera a caer (el edificio) (…) como no están acostumbrados corrieron para abajo”, añadió.


El epicentro del fuerte movimiento telúrico, se localizó en los 17.46 grados de latitud norte y 83.52 grados de longitud oeste, a una profundidad de 10 kilómetros y con una magnitud de 7.6 grados; el temblor ocurrió muy cerca de las 10:00 pm, hora local.

También en Consolación del Sur, Pinar del Río, testigos dijeron que el sismo fue demasiado perceptible en las zonas con edificaciones altas.

Ivonne María Rodríguez contó a Martí Noticias que, “hubo personas a los que se les movió la cama, los muebles cuando estaban viendo el televisor”, y detalló que el fenómeno también se hizo sentir en Viñales y Pueblo Nuevo.

La residente en Consolación del Sur dijo que la gente salió de los edificios “porque tenían miedo”, que más tarde quedaron más tranquilos cuando escucharon la noticia de que el terremoto se produjo en Honduras.

El potente sismo del martes, fue uno de los más fuertes desde que se tienen registros en el Caribe.

El terremoto que asoló Haití en 2010, tenía una magnitud de 7.0, la magnitud del de anoche fue de 7.6.

(Con información de Martí Noticias)