El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se mostró inclinado a dar armas y entrenar a los maestros en las escuelas para responder a ataques como el ocurrido en Florida.


Trump se reunió con sobrevivientes de la masacre en Florida y familiares para escuchar sus opiniones y posibles soluciones al problema que enfrenta Estados Unidos.

Aunque reconoció que la idea era controversial alabo las ventajas de tener profesores armados y entrenados para responder a situaciones como las vividas el pasado 14 de febrero.

Algunos padres expresaron su desacuerdo y expresaron su deseo de que el mayor esfuerzo se dedique a la prevención y no a la reacción a estos eventos trágicos.