El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asegura que no se refirió a países como Haití y El Salvador como «países de mierda» aunque reconoció que utilizó un lenguaje duro.


«El lenguaje utilizado por mí en la reunión de DACA fue duro, pero no fue el lenguaje que utilice. Lo realmente grave fue una propuesta extravagante, ¡un gran revés para DACA!» dijo Trump.

«Nunca dije nada despectivo sobre haitianos aparte de Haití es, obviamente, un país muy pobre y problemático. Nunca dije «sácalos». invento de los Dems. Tengo una relación maravillosa con haitianos. Probablemente debería grabar reuniones futuras. Desafortunadamente, ¡no hay confianza!» continuo Trump.

Reportes de prensa afirman que Trump se refirió como «países de mierda» a países protegidos por el TPS.