Miguel Díaz-Canel

El designado gobernante Miguel Díaz-Canel comenzó a tuitear desde temprano mensajes en alusión al 61 aniversario del triunfo de la mal llamada revolución, encabezada por el fallecido dictador Fidel Castro, quien llegó al poder en enero de 1959.


«Los cubanos somos vencedores del imposible.  Y es un buen momento para proponernos otro año de excepcionalidad positiva», escribió el sustituto de Raúl Castro en la red social, junto a imágenes de marchas políticas y sus ya características etiquetas Vamos por más, Somos Cuba, Somos Continuidad.

La estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN), recalcó que este 1 de enero cuando se celebran más de seis décadas de la llegada al poder de Castro, la Isla enfrenta «un panorama» en el que «el gobierno norteamericano ha arreciado su guerra económica contra el pueblo cubano e incrementando sus política agresiva».

Según la prensa oficialista, Díaz-Canel dijo que 2020 «es el año de vencer un nuevo desafío: el de resistir creciendo y conquistando la mayor prosperidad posible».


Lo curioso es que Cuba no ha conocido la prosperidad en 60 años, lo único que han experimentado a lo largo de todas estas décadas los cubanos, ha sido la represión, penurias, miseria, migración forzada y separación de las familias.

En un tuit anterior, anoche, el aprendiz de dictador escribió que los cubanos han pasado un año «lleno de tensiones y agresiones», al mismo tiempo que aseguraba que «estaban ganando».

«¡En vísperas de otro aniversario de la revolución invicta y victoriosa, le deseo a nuestra gente lo mejor! Hemos pasado un año lleno de tensiones y agresiones. Juntos los enfrentamos y juntos estamos ganando», expresó.