Díaz-Canel habla de «potenciar las exportaciones» e importar menos, en medio de la crisis de alimentos/Imagen de archivo

En la más reciente reunión del Consejo de Ministros, el titular de Economía cubano, Alejandro Gil Fernández, confirmó que los mayores incumplimientos de planes en la producción de alimentos en la Isla, han sido con «el arroz, los frijoles y la carne de cerdo», básicos en la dieta de los nacionales, informa Diario de Cuba.


La producción de huevos, según el régimen, se ha visto más estable, aunque sigue siendo insuficiente para satisfacer las demandas del pueblo.

El designado gobernante Miguel Díaz-Canel, habló de la necesidad de «aprender a vivir con menos importación, potenciando más las exportaciones».

El sustituto de Raúl Castro dijo además que la industria nacional «tiene que pensar en todo lo que se pueda producir en Cuba y cómo se va preparando para hacerlo».

El órgano oficial del PCC, diario Granma resume que Díaz-Canel puntualizó que es importante «potenciar sistemas productivos territoriales, a nivel de municipios y provincias».


Por su parte, José Ramón Machado Ventura, quien funge como segundo secretario del Partido Comunista, explicó «la condición territorial de los municipios como células básicas del país, debe reafirmarse en las garantías que signifiquen los resultados concretos de sus programas de producción de alimentos».

Además precisó que «Cuba puede y necesita despegar definitivamente en su programa de autoabastecimiento municipal, premisa de desarrollo, y urgencia de cara al obsesivo y recrudecido bloqueo estadounidense, y a la crisis alimentaria que dejará el Covid-19».

Mientras, el ex espía Gerardo Hernández, actual vicepresidente de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), intervino para decir que «si cada CDR produce una calabaza, y son 138.000 en el país, entonces serían 138.000 calabazas de más».

Según Hernández, «decimos una por poner un número, pero lo cierto es que si cada uno de nosotros pone a producir el pedacito de tierra que pueda es menos alimentos que tiene que importar el país. Esa es una misión de los cederistas cubanos».

Cuba importa el 89% de los alimentos que consume, en medio de una severa crisis de alimentos.

No obstante, el régimen no presta atención a lo que verdaderamente necesita el país, la independiente sociedad civil cubana ha lanzado la campaña “Sin campo no hay país”, la misma exige libertad para la producción y distribución de sus productos, libertad para exportar e importar, que el Gobierno permita al campesinado fijar los precios de sus productos de acuerdo al mercado, entre otras propuestas para evitar una hambruna en Cuba.