Flor Marpacifico

La prensa oficialista ha sugerido a los lectores una receta de mermelada de marpacífico, una flor que se puede ver con muchísima frecuencia dentro de Cuba, la autora del texto publicado en el diario estatal Juventud Rebelde revela que este tipo de flores aportan diversos sabores y matices a la comida, recoge Diario de Cuba.


También agrega que la mayoría de estas flores son ricas en vitaminas como A, B y C, además de que aportan hierro y tienen propiedades curativas para la demencia senil.

Asimismo el artículo precisa que las flores que se usan en estas recetas culinarias, deben ser cosechadas para fines comestibles, ante el peligro de una posible intoxicación, porque la planta haya sido receptora de algún producto químico.

Otras flores como la begonia, el clavel, el diente de león, el girasol, el jazmín, la lila y la margarita, también fueron recomendadas en la nota como aptas para ingerir.

Ya anteriormente el periódico de Cienfuegos, 5 de Septiembre había alabado las múltiples ventajas de consumir el marpacífico, pues de acuerdo al texto la flor «contiene una proteína increíblemente poderosa de aminoácido estable, lo cual induce a una mayor eficiencia alimentaria en el organismo».


Es común que por la escasez alimentaria que se vive en la Isla, tanto autoridades como la prensa vocera del régimen, apelen a exóticos alimentos para sustituirlos por los que han desaparecido del mercado.

En los dos últimos años le han dado bastante propaganda a la leche de soya, las cremas saladas de almidón con sabor a queso o a embutidos (bastante nocivas para la salud), el miragurt, que se hace con «suero pasteurizado, maicena y azúcar», lasaña de casabe, y otros.

Hace algunos meses unas declaraciones del ministro de la Industria Alimentaria, Manuel Santiago Sobrino Martínez, generaron una ola de críticas, cuando habló de planes alimentarios a base de tripas de cerdo y de las croquetas de gallinas decrépitas, fueron muchos los cubanos que se sintieron ofendidos con estas «novedosas ideas» impulsadas por los directivos estatales.