Erdwin Fernández, actor cubano radicado en Miami, comentó en un post de Facebook de la empresa de telecomunicaciones de Cuba, donde califican de héroe a Leo Alejandro Doval, un joven de 19 años que sin experiencia alguna fue enviado a la primera línea del siniestro.

Al respecto Erdwin escribió:


«Yo los he llamado héroes por el ideal romántico, pero son niños víctimas en la flor de la Vida. Ningún dirigente, hijos de dirigentes o nietos. Por eso Patria y Vida. ¡Mucha Vida!»

Otros comentarios a la publicación antes mencionada, expresaron que esos jóvenes bomberos que cumplían el Servicio Militar Obligatorio (SMO), estaban obligados y no por vocación en el incendio de de gran proporción en Matanzas:

  «Seguro que con eso esas madres van a tener consuelo, ellas no quieren héroes, quieren a sus hijos con vida. Eso es igual que cuando en Angola, cuántos niños murieron, y estoy segura que esas madres todavía los lloran y los seguirán llorando mientras vivan», dijo una internauta de Zulueta, en Villa Clara.

«Los muchachos aunque vayan a seguir estudiando, tienen que perder un año de sus vidas trabajando como esclavos, porque el pago que le dan es muchísimo menos que una miseria, y los tratan peor que los mayorales de las novelas a los esclavos. Y encima de todo eso, ahora también los mandaron a una muerte segura, sin tener experiencia alguna en un caso como ese. De eso no hablan en Con Filo, ni Humberto López dice nada al respecto», cuestionó un matancero.

Al día siguiente de iniciado el incendio en La Base de Supertanqueros en Matanzas, el artista escribió un texto en su Facebook, lamentando las víctimas y manifestó su respeto por los bomberos desaparecidos:


«Mis respetos por esos valientes. A ellos y a los médicos también se les debería idolatrar, enaltecer, poner en la cima, como corresponde, no a falsos héroes, falsos dioses que nada aportan. E.P.D. Cuba, la verdadera Cuba, la de los de a pie nos duele»

A raíz del desastre en Matanzas, las redes sociales se llenan de comentarios de cubanos criticando la decisión de las autoridades por haber enviado a jóvenes reclutas del SMO, sin experiencia alguna y mucho menos para la envergadura del siniestro.

Yamil Rodríguez Guzmán, rescatista de la Cruz Roja Cubana, afirmó que el gobierno envió a un grupo de niños a muertes seguras:

Es en contra de la ley que soldados reclutas del servicio militar tomen parte en esa acción específica (…). Quizá no estaban de acuerdo con esa acción, pero las órdenes primero se cumplen y luego se discuten. Solo que nunca tuvieron la oportunidad de discutir esa orden, la explosión no se los permitió, los redujo a cenizas en cuestión de segundos»