Detenido un cubano en Camagüey por transportar 53 sacos de azúcar para la venta «ilegal»/Imagen de archivo

Un nuevo operativo policial televisado este lunes en la Isla, informó sobre la detención de un camagüeyano en la comunidad de Barreto, cerca de Minas, y el decomiso de 53 sacos de azúcar refino, informa Diario de Cuba.


Según el mayor Luis Ocaña Benítez, instructor penal de la PNR, «se detectó en la vía pública un tractor del sector particular, en el cual se trasladaban 53 sacos de azúcar refino para su venta ilícita».

La detención y el decomiso se produjo porque en el momento de la detención, el conductor del tractor no portaba los documentos del producto.

De acuerdo al instructor penal del caso, se pudo conocer que el azúcar procedía «de la fábrica de fideos del municipio de Nuevitas, y el sospechoso adquirió la carga a través del administrador de dicho centro, con el objetivo de comercializarla de manera ilícita por el valor de 350 pesos cubanos cada saco y repartir la ganancia entre ellos».

Cuando las fuerzas policiales allanaron la casa del administrador de la fábrica de fideos, ocuparon 14 mil pesos cubanos, y decomisaron «la documentación que avalaba el movimiento del azúcar desde el almacén hasta el área de elaboración».


«El azúcar estaba destinada a la elaboración de raspaduras y caramelos para la venta liberada a la población y este ciudadano realizaría la documentación para avalar la venta ficticia y posteriormente haría el depósito del efectivo por la venta de dicho producto», indicó Ocaña Benítez.

Este tipo de operativos se ha vuelto muy común en Cuba desde el inicio de la pandemia de Covid-19; por idea del general Raúl Castro con el objetivo de dar un escarmiento a la población y sembrar el temor ante las llamadas ilegalidades.

Sin embargo, en los últimos días se han recogido múltiples quejas de la población, ante la impunidad de las autoridades para con los agresores sexuales, y personas que cometen delitos más graves que estos desvíos de mercancía.