Guardia Costera de Estados Unidos. Foto: Mia2you / Shutterstock.com

La Guardia Costera de EEUU deportó a 18 balseros cubanos el martes 29 de junio, luego de tres interdicciones frente a las costas de Florida, dio a conocer un comunicado de la entidad, publicado en Twitter.

Sobre la 1:40 am del viernes pasado, un buen samaritano informó sobre una embarcación de madera con cuatro personas a bordo a los vigilantes del sector de la Guardia Costera de Key West.


El guardacostas Charles Sexton los rescató, y reveló los migrantes de la Mayor de las Antillas gozaban de buena salud.

Ese mismo día alrededor de las 4:20 pm, otra persona informó sobre una embarcación de madera de 16 pies con cinco personas a bordo a los vigilantes del sector de la Guardia Costera de Miami.

Los agentes del orden de la Operación Aérea y Marina de Aduanas y Protección Fronteriza recogieron a las cinco personas y las llevaron al Charles Sexton.


Nueve personas a bordo fueron hallados a la deriva en el sector de la Guardia Costera de Key West, a las 2:30 pm del sábado.

El teniente comodoro, Mario Gil, oficial de enlace de la Guardia Costera, Cuba, recordó que «navegar por los mares en embarcaciones inseguras es peligroso y puede costar la vida».

Al menos 512 cubanos han sido interceptados por la Guardia Costera desde el 1 de octubre de 2020 hasta la fecha, una cifra muy superior a la de los últimos tres años, luego de que el ex presidente Barack Obama, derogara la política pies secos-pies mojados, que otorgaba beneficios migratorios a todos los isleños que pisaran territorio estadounidense.

Sin embargo, Cuba está viviendo sin duda la peor crisis de su historia, en el contexto de la pandemia del Covid-19, el hambre, la necesidad y la represión han forzado a las personas a lanzarse a peligrosas travesías marítimas o terrestres.