Luego de casi un mes incomunicado, el rapero contestario Denis Solís, miembro del Movimiento San Isidro, pudo hacer una llamada telefónica a su familia, confirmó su tío Vladimir Lázaro González al portal de noticias CiberCuba.

El joven contó que no lo dejaban llamar debido a “las presiones” de su familia, y de los miembros del MSI para que sea liberado.


Solís se encuentra desde inicios de este mes en la cárcel de máxima seguridad del Combinado del Este, pese a que su tío ha presentado una solicitud de traslado a una prisión común.

Sobre su situación en la prisión, Denis condenado injustamente a ocho meses de cárcel, dijo que su “mente se está comprimiendo de tanto encierro”.

Denis podrá realizar una llamada diaria de diez minutos de lunes a sábado, le comunicaron las autoridades del Combinado.

Según conversación de Solís con su familia, tiene a infiltrados de la Seguridad del Estado controlándolo todo el tiempo dentro del penal.


El rapero pasó dos semanas con fiebre alta, ya que tiene linfagitis, por los malos cuidados de una lesión en el pie, herida que empeoró durante su estadía en Cien y Aldabó.

Compañeros de cubículo le aconsejaron a Denis evitar problemas, porque las autoridades intentan buscar un motivo para meterlo en una celda de castigo y golpearlo.

Denis tiene acceso a comida y aseo que le lleva su familia al penal, y ha solicitado se le permita asistencia religiosa durante el tiempo que se encuentra en la cárcel.

Por último, envió un saludo a los huelguistas de San Isidro, que siguen apoyándolo y dando a conocer la verdad detrás de su caso.