Cubanos se quejan de la escasez de gas licuado y ahora de carbón para cocinar/Imagen captura de pantalla, CubaNet

El problema de la escasez en Cuba se extiende hacia todas las esferas, el desabastecimiento no se circunscribe a los alimentos, productos de aseo, combustible o gas licuado, los cubanos lamentan incluso la falta de carbón para cocinar.


Aunque el país ingresó 6.9 millones de dólares por la venta de carbón de marabú en 2019, ahora que los cubanos tienen problemas para cocinar por la falta de suministro de gas licuado, y algunos tienen que recurrir al carbón se encuentran con que el producto tampoco se encuentra fácilmente.

«Por aquí no transita el carbón, en los puntos donde a veces lo venden cuando tú vas a buscarlo no aparece, y a veces con sobreprecio», explicó Elsa Proensa Cuba, una campesina jubilada.

«Mi suegra si cocina con carbón y he visto que las latas de carbón están a 20 pesos, y pocos particulares» tienen, detalló por su parte la trabajadora de la educación, Yuleisy Chivas del Pino.

Un trabajador de la construcción identificado como Roberto Melo, dijo que en su barrio todos cocinan con carbón, y el mismo no aparece a ningún precio.


«Quienes lo tienen son la gente particular», añadió el hombre.

Pese a que Cuba produce el carbón de marabú y se exporta en grandes cantidades, el régimen no lo garantiza a la población.

«Aquí hay personas que lo han comprado hasta en 30 pesos, yo no he visto ningún punto que tenga el Estado para venderlo, los particulares son los que tienen el carbón» para vender, sostuvo Proensa Cuba.

El Gobierno cubano tampoco garantiza a los ciudadanos módulos de cocinas y ollas eléctricas.

Algunos entrevistados dijeron a CubaNet que si antes habían puntos donde el Estado vendía carbón, en los últimos tiempos se ha dedicado a cerrarlos.