Gobierno cubano reconoce crisis con el gas licuado (Imagen de archivo)

El Gobierno cubano dio a conocer ayer lunes que enfrenta grandes dificultades para importar gas licuado de petróleo, utilizado en muchos hogares para cocinar, y culpó a las sanciones de Washington impuestas a la Corporación Panamericana S.A. encargada de suministrar gas licuado del petróleo para el consumo del pueblo y se los sectores privados y estatales, recoge Martí Noticias.


Según lo anunciado el régimen tomará «medidas de reducción del consumo que se aplicarán hasta tanto exista un suministro estable», y en la actualidad solo podrán garantizar el suministro a los centros que prestan servicio a la población.

Las autoridades reconocieron a través de una nota de prensa, que «los inventarios que actualmente existen en el país no cubren el consumo, por lo que han existido afectaciones en la venta normada y liberada».

Asimismo instaron a los cubanos a adoptar medidas de «ahorro y el uso eficiente» de ese producto.

De acuerdo a la nota «los proveedores se negaron a realizar las entregas planificadas para finales de diciembre e inicios de enero».


La Corporación Panamericana S.A. fue sancionada por la administración de Donald Trump, por haber servido a la compañía estatal Cubametales, evadiendo las sanciones impuestas por EEUU.

No obstante, los problemas con el abastecimiento de gas no son nuevos en Cuba, los cubanos se han venido quejando desde hace muchísimo tiempo de la escasez de «balitas» de gas.

Parte de la población, aunque silenciada por los medios estatales, piensa que no influyen tanto las sanciones del Gobierno norteamericano, y sí la mala planificación la que no contribuye a garantizar la producción nacional.

Un usuario del foro de CubaDebate preguntó a través de un comentario: «¿Dónde está el gas acompañante del petróleo que se extrae en nuestro país?».

«Al parecer estaba mal informado, pues a mi entender de ahí salía ese combustible que antes SE BOTABA, además de su utilización en la plantas energas para la generación eléctrica. Nos piden más ahorro. ¿Qué hacemos ?…¿Nos comemos los alimentos crudos?», cuestionó.