Cubanos en un aeropuerto de EEUU (Imagen tomada de Telemundo 51)

Cubanos liberados de un centro de detención en Rhode Island, cuentan duros testimonios acerca de su experiencia en este lugar, donde la semana pasada un oficial de correcciones atropelló a decenas de manifestantes, informa Telemundo 51.

Reinier Pérez uno de los cubanos que pidió asilo político, y le tocó esperar en el centro de detención de Wyatt, contó que un joven se cosió la boca, porque pidió atención médica por presión alta y se la negaron.


«Le dijeron que hasta que él no estuviera convulsionando el médico no podía venir a verlo», contó.

«Dicen que aquí se respetan los derechos humanos, que hay libertad de expresión, hay democracia, pero…», expresó.

Vladimir Santos, dice que trabajó en limpieza en el centro para ganar un dólar diario, y al parecer por su expresiones, las porciones de alimentos eran muy pequeñas.

Reinaldo Alavarez, con lágrimas en los ojos al recordar su travesía por varios países de Centroamérica, ha llegado a la conclusión que ser inmigrante en EEUU es como ser un «criminal».


«La fianza que ponen es impagable para los inmigrantes aquí en este país, me pusieron 25.000dólares de fianza», sostuvo.

Sin embargo, tuvieron la ayuda de una organización local que les pagó sus fianzas, lo que les devolvió la esperanza de reencontrarse con sus familiares.

«Me siento bien ya, que gracias a Dios, a ustedes y a la institución pude salir libre», confesó Santos.

«Ella me decía cuando yo hablaba con ella que siguiera pa’lante que ella estaba bien, y que pensara en los niños», explicó Pérez, haciendo alusión a su esposa e hijos.

Pese a que su proceso no ha acabado, ya que tienen pendientes con Inmigración, los cubanos aseguran quieren vivir en Estados Unidos, para tener un mejor futuro para ellos y sus familias.