Cubanos procesados por sustraer 380 kilos de carne de primera/Imagen captura de pantalla y periódico Vanguardia

Cinco cubanos detenidos a la espera de ser procesados por la justicia, tras sustraer «más de 380 kilos de carne de primera» para venderlos en el mercado negro en la provincia Cienfuegos. El operativo fue televisado por el noticiero estatal para mostrar la «eficacia» del régimen a la hora de castigar los delitos, y para intentar poner toda la responsabilidad de la escasez que se vive en la Isla en las personas que delinquen.


Se encuentran en prisión provisional tres trabajadores de la Empresa Cárnica Necar, y dos personas asociadas a ellos; los empleados trabajan en el puesto de mando, también está implicado un estibador y jefe de turno de Seguridad y Protección.

Los individuos que no trabajan en la empresa estatal, estaban dentro de la instalación al producirse el hurto, indicó la prensa oficialista.

Los presuntos escondieron la carne en tanques de inodoro, para más tarde poder llevársela. Según el reporte, planeaban sustraer lomos, piernas y paletas de cerdo «de las empleadas para la confección de picadillos y embutidos destinados a la canasta básica familiar, hospitales, escuelas y círculos infantiles».

Previamente habían acometido otros hurtos que dañan «la calidad de las producciones».


De acuerdo a uno de los oficiales del Ministerio del Interior (MININT) que participa en la investigación, los detenidos «sustituían la carne de primera con la que se elabora el picadillo por otras materias primas que quedaban excedentes».