Cubanos en Uruguay (Imagen de archivo)

Autoridades uruguayas intentaron desalojar a un grupo de cubanos, incluidos niños y mujeres embarazadas, de una casa ubicada en el barrio Cordón, en la capital de ese país, Montevideo, recogió un medio de prensa local, La Diaria.


A los cubanos según la Fiscalía y por mediación del Ministerio Público, se les concedió una prórroga para estar en la vivienda hasta el próximo 13 de enero.

Los cubanos y uruguayos que habitan esa propiedad ubicada en las calles de Canelones y Yaro, dijeron que fueron víctimas de una estafa e indicaron fueron contactados por otro antillano que se hizo pasar por el propietario del inmueble.

La mayoría confió y pagó por adelantado la renta, luego apareció el dueño oficial de la propiedad, y la abogada que contrató dice que los afectados cometen el delito de usurpación por permanecer allí.

El estafador cobró a los migrantes entre 5.000 y 10.000 pesos por persona, comentó al medio Walter Mendaro, integrantes de la ONG Los Hijos de la Calle.


Por otra parte, Juan Ceretta, abogado del consultorio jurídico de la Universidad de la República, que defiende a los afectados, expone que los ocupantes no son usurpadores porque pagaron el alquiler, pero fueron estafados.

«Ahí sí tenemos que desalojar la casa, queremos desalojarla porque no es nuestra, no nos pertenece, lo único que estábamos pidiendo es un poquito de tiempo para ver a dónde nos vamos, para no pasar estas tres fechas que vienen en la calle», detalló Tatiana Machado, una de las personas que abandonará la propiedad el próximo enero.

En el inmueble residen 23 personas, 13 cubanos, diez uruguayos, cuatro niños y dos mujeres embarazadas.