Devotos cubanos han construido para San Lázaro una nueva capilla, en el Santuario Nacional, en Santiago de Las Vegas.


La figura del viejo Lázaro en Cuba, puede unir a católicos, yorubas y exiliados, como bien dice el reportero de Martí Noticias, Luis Guardia, quien realizó un reportaje desde Cuba.

La Biblia cuenta la historia de un mendigo, leproso llamado Lázaro, con muletas para caminar y acompañado por perros; esta imagen se entremezcla con el San Lázaro Obispo, que se celebra cada 17 de diciembre, y la figura del “Orishas, Bambalú Ayé”, y de ahí surge “el sincretismo religioso”.

El rector del Santuario Nacional de San Lázaro, Elixander Torres, explica que “cambia el lenguaje, y por supuesto la iglesia también tiene que cambiar, adaptarse y llevar ese mensaje a la nación”.


Los cubanos construyeron esta nueva capilla para pedirle al viejo Lázaro, salud y bendiciones, a cambio cumplen promesas.

Podría decirse que dentro y fuera de la Isla los santos más venerados por los cubanos, son la Virgen de la Caridad del Cobre, y San Lázaro, en torno a ellos también se ha edificado nuestro acervo cultural.

Karen Caballero de Martí Noticias recuerda que la figura del viejo Lázaro, fue marginada durante años, por el “ateísmo comunista”.

Desde que Fidel Castro llegó al poder en 1959 lanzó una ofensiva contra la iglesia, y las religiones en la Isla, las personas que pertenecían al PCC (Partido Comunista de Cuba) no podían pisar un templo; no era común que se celebrara Navidad, el nacimiento de Jesús en la Mayor de las Antillas. Con la visita del papa Juan Pablo II en 1998, comenzó la apertura en este sentido.

(Con información de Martí Noticias)