Cubanos conscientes de que las carencias continuarán pese a las nuevas medidas del régimen/Imagen de archivo

Pese al aumento del salario mínimo y de las pensiones que vienen con la denominada tarea de ordenamiento en Cuba, de acuerdo a los precios publicados el jueves por el Ministerio de Finanzas y Precios para las tiendas que por ahora operan en pesos convertibles, un cubano necesitará más de tres nuevos salarios mínimos para poder comprarse un ATEC híbrido de 21 pulgadas, que costará 6.750 pesos, y más de cuatro para adquirir una televisión de pantalla plana de 32 pulgadas, que se venderá a 9.975 pesos, a partir del 1 de enero cuando se avance hacia la unificación monetaria, publicó Diario de Cuba.

El mismo medio de prensa informó que un saco de leche de 25 kilogramos tendrá un precio de 2.996,25 pesos.


Por otra parte las autoridades han vaticinado una devaluación del peso cubano frente al dólar, aunque para el día cero de la unificación monetaria la tasa oficial de cambio sea de 1 USD x 24 MN.

La Gaceta Oficial ha dado a conocer los precios que tendrán los productos a partir del próximo enero, por ejemplo el pollo tendrá un valor de entre 18,45 a 131,25 pesos, en dependencia de si es patas o pechuga marinada; la leche alrededor de 130 pesos una bolsa de un kilogramo; el aceite tendrá un costo de 23,75 pesos por una botella de 500 ml hasta los 960 por 20 litros de aceite refinado de soya; mientras el café de producción nacional costará entre 21,25 pesos por el paquete de 57 gramos y 361,25 CUP por el paquete de 1.000 gramos.

El picadillo de res que se vende en las tiendas cuando aparece, dependiendo del gramaje y calidad costaría entre 26,25 y 118,75 pesos cubanos; por su parte los productos de aseo como pasta dental tendrán un valor que oscile entre los 18,75 y 30 pesos, los jabones valdrán entre 3,75 y 31,25 pesos, y el detergente en dependencia del tamaño del paquete entre 11,25 y 880 pesos el más grande.

Al publicarse de manera oficial todas las reformas que vienen con la nueva estrategia del régimen para 2021, los cubanos ya han empezado a lamentar en las redes que estos cambios no solo no los benefician, sino que en algunos casos podrían hasta perjudicarlos.


Muchos han comenzado a sacar cuentas y a preocuparse por el costo de algunos servicios, uno de ellos el de la tarifa eléctrica.

«La tarifa eléctrica viene bien calentita. Con la nueva tarifa una persona que tiene aire acondicionado y que pague actualmente unos 700 pesos pagará mas de 3.000 pesos, comparen el incremento tarifa anterior contra la actual. A pasar calor», publicó en Twitter un usuario identificado como Rafa.

«¿Cuánto van a aumentar los salarios actuales? ¿3, 4, 5 veces? Pues mira la proporción en que aumentará la tarifa de la electricidad, y así mismo los precios de los espectáculos culturales y deportivos, los servicios jurídicos, la canasta básica, etc., etc», tuiteó el periodista e investigado José Raúl Gallego.