Los cubanos disponen de 90 días más para cambiar los pesos convertibles CUC en efectivo, según política para eliminar la circulación de la doble moneda en el país, tras la llamada “Tarea Ordenamiento”.


Se mantendrá la tasa de cambio de 24 pesos cubanos por cada peso convertible. Según la prensa oficialista Granma la medida implementada por el gobierno tenía como objetivo poner fin a la dualidad monetaria y “eliminar los escollos que representaba para el desarrollo económico de nuestro país”.

El nuevo plazo aparece en la Gaceta Oficial No. 56 Ordinaria del 2022, que se publicó el jueves 2 de junio. El documento contiene el Decreto-Ley 62/2022 “Modificativo del Decreto-Ley 37 del 14 de junio de 2021”, emitido por el Consejo de Estado, además de la resolución 108/2022 del Banco Central de Cuba.

Debido a la situación epidemiológica del Covid-19, el gobierno consideró que no era suficiente los plazos dados anteriormente para realizar el cambio de la moneda aún hay personas que no han podido efectuar los canjes de pesos convertibles en su poder, “lo que aconseja establecer, de manera excepcional, un nuevo plazo”.

El nuevo plazo entrará en vigor el próximo 17 de junio, siendo esta la tercera vez que el gobierno establece un nuevo término para el cambio de la moneda del CUC.

El CUC funcionó paralelamente con el CUP, ambas como moneda oficial en el país. Apareciendo en el año 1994, decisión tomada por el fallecido ex gobernante Fidel Castro.


Con la aparición de la pandemia Covid-19 y con ella el cierre de fronteras para evitar que el virus se propagara, el país dejó de recibir la Moneda Libremente Convertible (MLC), el pueblo sumergido a penurias de todo tipo, el gobierno decidió priorizar el abastecimiento y el incremento de tiendas en MLC, logrando de esa forma obtener la divisa que entra al país a través de los familiares en el extranjero de un segmento de la población en Cuba, excluyendo a la mayor parte de la sociedad que solamente recibe con el esfuerzo de su trabajo un salario en CUP, cosa que no le garantiza satisfacer sus necesidades más básicas.

A partir del 1ro de enero del año 2021, el gobierno anunció el fin del CUC, quedando únicamente como moneda el peso cubano (CUP), con el objetivo de priorizar el poder adquisitivo de la moneda nacional, aumentando el salario mínimo (durante la Tarea Ordenamiento) a 2,100 pesos mensuales, lo que resultó un total fracaso, con una inflación que supera con creces la prevista.

Los cubanos en la Isla para poder satisfacer sus necesidades básicas deben acudir a las tiendas en MLC.