Cubanoamericana asegura que la situación en la Isla, será un tema en la campaña electoral de Trump/Imagen de archivo

En entrevista vía telefónica con el periodista Ricardo Quintana de Martí Noticias, la cubanoamericana Mercedes Schlapp, quien hasta junio del pasado año fuera directora de comunicaciones estratégicas de la Casa Blanca, reveló a la emisora del exilio, que el presidente Donald Trump «está muy al tanto de la situación en Cuba, y será tema en la campaña».


«Él entiende la tragedia que han vivido los cubanos por décadas y ahora lo que está pasando en Venezuela, porque los cubanos, los comunistas, están muy interesados en destruir a Venezuela y apoyar a la dictadura de Nicolás Maduro», agregó Schlapp, quien sigue trabajando junto al mandatario republicano, como estratega de su campaña rumbo a las elecciones de noviembre.

Schlapp no entró en detalles, pero dijo era una prioridad para Trump continuar presionando al régimen de Díaz-Canel y Raúl Castro.

Según la cubanoamericana, lo que quieren evitar es que «Joe Biden salga como presidente porque sabemos que regresará al acercamiento con el régimen comunista, y nosotros queremos estar con el pueblo cubano».

La ex directora de comunicaciones de la Casa Blanca, recordó que bajo la era de Barack Obama la represión en Cuba fue más brutal.


«Hay que entender que durante la administración de Obama y Biden vimos que empeoraron los abusos de los derechos humanos en Cuba, incrementaron los arrestos de opositores y periodistas independientes», precisó.

Trump quiere garantizar que se prohíban las transacciones con las empresas cubanas dirigidas por las Fuerzas Armadas porque ese dinero no beneficia al cubano de a pie, opinó Schlapp.

«Es frustrante ver lo que han hecho con el pueblo que trata de sobrevivir día tras día y no tienen derechos», sentenció.

Schlapp es madre de cinco niñas, y admite su trabajo es muy difícil, porque aún en medio de la pandemia de Covid-19, tiene que estar viajando, ya que la política nunca se paraliza, pero su familia entiende su vocación.

«Porque como vimos en Cuba, en Venezuela, la libertad se puede perder en un instante si no se protege, y eso es algo que el presidente siempre ha garantizado y garantizará, que este país no se convierta en un país socialista», detalló.

El padre de Mercedes Schlapp fue preso político en Cuba, su familia salió sin nada de la Isla, y asegura su responsabilidad es «seguir esta lucha».

«El presidente va a seguir luchando (…) no podemos perder la esperanza de ver algún día una Cuba libre, y más comunicación entre cubanos y estadounidenses. Una Cuba donde haya libertad, oportunidades para todos, y el único que seguirá poniendo presión al régimen comunista será el presidente Trump», afirmó.

Schlapp comenzó a trabajar en 2017 en la Casa Blanca con Trump como presidente, pero antes había trabajado con el excongresista Lincoln Díaz-Balart y el presidente George W. Bush.