Cubano sobre la represión contra el Movimiento San Isidro: «Eso no lo va a solucionar Biden, no es culpa de Trump, es culpa nuestra…»/Imágenes tomadas de redes sociales

Mario Luis Reyes, un cubano que reside en Madrid, ha enviado un mensaje a sus compatriotas, para que se respeten, y no solo vean la paja en el ojo ajeno, sino para que también tomen la iniciativa de mirar hacia adentro, y sean capaces de divulgar los hechos de injusticia que ocurren dentro del país.


«Cuando se calentaron las elecciones de USA, tol mundo botándose en las redes, opinando, súper bien, ejasí. Pero ahora, cuando se calienta San Isidro, en el mismo medio de La Habana Vieja ¿se acabaron los datos o qué pasó?», cuestionó.

Cuando se calentaron las elecciones de USA, tol mundo botándose en las redes, opinando, súper bien, ejasí. Pero ahora,…

Publicada por Mario Luis Reyes en Viernes, 20 de noviembre de 2020

«Me molestó cantidad que censuraran a los cubanos por opinar sobre Biden y Trump, pero, amigos míos, dense un respetón, que hay una operativo con una pila de agentes vestidos de civil, otros uniformados, patrullas, ambulancia, calle cerrada, amenazas, decomisos, huelga de hambre, líquido por el techo, y todo eso porque 15 chamacos, que muchos conocemos, se trancaron en una casa a leer poemas porque no les permitieron leerlos en la calle», añadió.

«Eso no lo va a solucionar Biden. Eso no es culpa de Trump, ni del Bloqueo. Eso es culpa nuestra, que les entregamos las armas a quienes nos apuntan ahora, y no somos capaces ni de reconocerlo. Pena nos debería dar. Mucha», sentenció.


Reyes aclaró que este Fin de Año no habrá ferias de comida en la capital cubana, «lo que van a vender es liberado-controlado».

«La carne de puerco está perdía. No hay medicamentos. Aunque parezcan cosas distintas, es completamente lógico que en un país donde no se puede leer poemas, donde no se puede opinar, donde no se puede dialogar con el Gobierno (los dinosaurios solo hablan entre ellos 🤷‍♀️), mucho menos criticarlo, no haya comida, ni medicamentos. Es normal. Es así. Ahh, como están las colas en las agencias de viajes…», concluyó.

Muchos de los contactos que comentaron el post, en su mayoría jóvenes cubanos dispersos por el mundo, estuvieron de acuerdo con sus declaraciones.

«Mano, de verdad no sé cómo pueden saltarse tantos posts; ir saltando y saltando, para que el dedo no de ni un like a lo de San Isidro. Debe ser tarea dura», comentó la periodista Karla Pérez.

«Wow … La dictadura que tenemos es una vergüenza», opinó Dania Ferro.

«Todo esto da una vergüenza tremenda. He escuchado a gente decir que les importa un carajo lo que les pase porque les caen mal, porque son muy ordinarios. En el país del reparto resulta que tenemos condes y marquesas muy bien educad@s en las buenas formas», criticó Darío Alejandro Damián Cañizares.