Una decena de activistas del Movimiento San Isidro que están bajo asedio policial, se encuentran en huelga de hambre/Imagen de archivo

En huelga de hambre y sed desde este miércoles una decena de miembros del Movimiento San Isidro (MSI) e integrantes de la sociedad civil independiente, luego de que se quedaran prácticamente aislados, cuando la policía interceptó a la persona que les surte los alimentos, informa Diario de Cuba.


Los activistas sitiados por las fuerzas represivas del régimen, denunciaron a través de redes sociales, que acababan de «interceptar a nuestra vecina Daily, que nos traía los suministros de comida y dinero. Le retiraron todo lo que se disponía a traernos».

De ahí que Luis Manuel Otero Alcántara, Esteban Rodríguez, Maykel Castillo y Humberto Mena, decidieran iniciar una huelga de hambre, a la que se unieron luego Iliana Hernández, Yasser Castellanos, Adrián Rubio, Oscar Casanella y Osmani Pardo.

Los integrantes del Movimiento San Isidro se habían reunido en la sede para exigir pacíficamente la liberación del activista y miembro del colectivo Denis Solís.

Según la curadora y profesora Anamely Ramos, se mantendrán en huelga de hambre «hasta que liberen a Denis».


Los huelguistas han responsabilizado al Gobierno cubano de la integridad física de todas las personas que se encuentran en la sede del MSI.

A las 4:00 am de este jueves, los activistas se vieron obligados a despertar, luego de que una persona sin identificar echara un líquido con mal olor por debajo de la puerta y por el techo. Ese líquido fue a parar cerca de la cisterna donde tienen el depósito de agua.