Cubano que vive en EEUU incita a chivatonas para que hostiguen a una anciana por vender maní en la calle (Imagen tomada de redes sociales)

Un cubano residente en EEUU, se desconoce si naturalizado norteamericano o no, mantiene una página en redes sociales que dice está dedicada al humor y entretenimiento dentro y fuera de la Isla, a la que llama El Invicto Cubano.


El hombre identificado en redes sociales como Roberto García Cabrejas, viajó recientemente a Santiago de Cuba, donde grabó a una anciana vendiendo maní, y la atosigó en el vídeo con preguntas incisivas, hasta llamarle a dos partidarias del régimen incitando hostigaran a la adulta mayor, por un papelito que llevaba consigo en el que decía: «Soy una vieja pobre, vendo maní para comer, no tengo familia».

La señora que reveló en el audiovisual que a su avanzada edad llega a su casa a las 12:00 am o a la 1:00 am, luego de estar trabajando todo el día, fue atosigada por dos chivatonas, que alegaron a ellas les descuentan dinero en su trabajo en el gobierno, para la manutención de las personas de la tercera edad en Cuba, cuando es de conocimiento público que el retiro que cobran los abuelos en la Isla no les alcanza para susbsistir, en una Isla con altos índices de envejecimiento poblacional.

«Ella no tiene familia, pero nosotros aquí en el Gobierno nosotros nos ocupamos de los ancianos, ella no se ha acercado al lugar adecuado para que la atiendan, porque los viejos en este país se atienden», aseguró una de las mujeres, que luego le llamó a un policía a la anciana por vender maní en la calle, diciendo que su actitud dejaba mal parado al Gobierno cubano.

«Ella vende maní porque ella desea, porque aquí hasta chequera le dan a los viejos que están sin amparo», insistió.


Una de las mujeres incluso trató a la anciana en una forma bien descompuesta señalándola con el dedo, como regañándola por el simple hecho de vender maní para sobrevivir.

«Nosotros trabajamos para que ustedes vivan bien», expresó la comunista.

Al tiempo que García Cabrejas le echaba más leña al fuego, y le preguntaba que si estaba tan necesitada, cómo tenía zapatos y pantalones.

«Ni robo, ni soy chantajista ni nada, vayánse para su casa», les pidió la señora para poderse defender del asedio.

Finalmente le llamaron la policía a la anciana, y el oficial le exigió a García Cabrejas dejar de grabar, se desconoce que sucedió después, y si la señora sigue vendiendo maní en la ciudad de Santiago de Cuba.

Según el usuario Juan Echezábal que posteó la información de este individuo en redes sociales, el cubano reside en San José, California, «entra y sale de EEUU para Cuba impunemente, se declara abiertamente castrista» y ha sido reportado a las autoridades de USCIS.