Migrantes cubanos en México (Imagen tomada de Radio Martí)

Un joven cubano salió hace mes y medio de Cuba, su objetivo reunirse con su pareja en EEUU, la travesía que inició volando de la Isla a Nicaragua, donde luego siguió rumbo a Honduras, Guatemala, para del sur de México llegar a la frontera norte y pedir asilo político a las autoridades estadounidenses, le ha costado cerca de 9 mil dólares.


No obstante según un medio de prensa veracruzano, «las redes de corrupción que permitían el tráfico de indocumentados en México se vieron afectadas con el acuerdo migratorio de la administración de Andrés Manuel López Obrador y Estados Unidos logrado el pasado 7 de julio».

Luis como se identifica el antillano, fue detenido hace un mes, y ahora permanece en la Estación Migratoria de Acayucan, en donde asegura ha vivido un infierno, a causa de las pésimas condiciones de hacinamiento, y también por las sumas que ha tenido que seguir pagando en sus intentos fallidos de salir de allí.

El joven abandonó sus estudios de Ingeniería eléctrica en Cuba, con el objetivo de alcanzar el sueño americano, y casarse con su novia, quien reside en EEUU, luego de dos años de relación a distancia.

En resumen el cubano ha pagado unos 10 mil dólares desde que salió de la Isla, sin embargo Luis podría ser deportado por el Gobierno de Obrador, que está dilatando los trámites buscando que él, y otros miles de migrantes regresen voluntariamente a su país de origen.


Cientos de cubanos se encuentran detenidos en la estación migratoria de Acayucan.

«Han sido días de angustia, sin saber nada, sabiendo que ha vendido su comida para poder llamar (a ella y a su familia vía telefónica), que han dormido en el piso, pidiéndome casi llorando que lo saque de ahí. Es lo poco que he podido saber de él (…) El estómago lo tiene malo porque creo que las comidas se las dan echadas a perder», contó al diario mexicano la pareja de Luis, que prefirió no revelar su identidad, ya que la joven ha reclamado por una oportunidad para su novio, y para los cubanos allí detenidos.

El INM ha llegado a castigar a migrantes inconformes, cuestión que ha sido denunciada ya ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos y su similar en Veracruz.

El joven cubano está lidiando con los abogados que han prometido a él y a otros migrantes sacarlos de los centros de detención, a cambio de que les paguen sus altos honorarios.

Cuando Luis cumplió 40 días en la estación migratoria, sus abogados solicitaron dinero a su familia y a su novia varias veces.

La pareja cuenta que al joven le quitaron dinero que traía, cuando lo detuvieron, ella reveló su familia lo ha ayudado a pagar los abogados, sin embargo nada se resuelve.