Hoy compareció en corte Pablo Torres , el hombre que el mes pasado subió a la cima de una torre de comunicaciones en Hialeah.

Torres dijo a las cámaras de AmericaTeVe que si era culpable del delito de traspaso a la propiedad privada, al entrar al perímetro de la torre, pero que lo hizo por una razón.

De esta manera dijo que el quería llamar la atención, su intención era una entrevista en la televisión donde pudiera abordar ciertos temas personales.

Pablo dijo que, contrario de lo que se le acusa, el nunca tuvo intención de tumbar la torre, ni robarla, ni «nada de eso».