Cubana embarazada y su esposo víctimas de secuestro por parte de criminales en la frontera (Imágenes captura de pantalla, Telemundo 51)

Narcotraficantes secuestran principalmente a cubanos y a venezolanos en la frontera para extorsionarlos y abusar de ellos. Testimonios de algunas víctimas fueron recogidos por Telemundo 51.

Una pareja de migrantes entrevistados empezaron a temblar de miedo, al ver pasar a un grupo armado de la policía de Nuevo Laredo, Tamaulipas, cuanto el periodista los interrogó acerca de su temor, expresaron:


«Sí, porque nos han extorsionado, nos han quitado dinero».

Dayana una cubana embarazada y su esposo, cuentan que fueron secuestrados por criminales, ocho hombres armados los interceptaron al bajar del autobús en Nuevo Laredo, tuvieron que pagar 2.000 dólares para que los liberarán luego de tres días.

Familiares de Dayana y José en Florida tuvieron que pagar el rescate, según relata ella, su esposo fue golpeado por los criminales.

«Lo primero que nos dijeron es que no podíamos denunciar ese secuestro, bajo las condiciones de que nos iban a soltar con vida», detalló el cubano.


Dayana quedó embarazada en la travesía hacia EEUU, lleva cuatro meses esperando en la frontera, y esta semana tenía su fecha de parto y cita de asilo el mismo día.

Cubanos y venezolanos se han convertido en presa fácil para los criminales, los identifican por su forma de vestir y hablar, y son un verdadero botín porque muchos tienen familiares en Estados Unidos, dispuestos a pagar los rescates.

Yairis Dupotey, fue secuestrada y liberada hace apenas cinco días, ella no quiere mostrar su cara, ya que teme por su vida, explica no soporta un día más en México.

«Yo quiero estar viva, no quiero estar aquí en México, no soporto ni un día, no duermo. Te lo juro así por el corazón de Cristo, yo no duermo», explicó llorando.

Lisdany Reyes de Cuba asegura han visto tiroteos, y muchos secuestros, un escenario verdaderamente traumático para los migrantes.

«En cualquier momento rompo fuente y doy a luz», comenta Dayana quien está a punto de tener a su bebé, y suplica a las autoridades migratorias en Nuevo Laredo, la dejen del lado norteamericano.

Más de 20.000 migrantes cubanos han sido detenidos este año en la frontera mexicano-estadounidense, muchos de ellos son rechazados por las autoridades de EEUU y se quedan en la frontera, a merced de la violencia.