Medios estatales en Cuba informaron este viernes que la Isla tiene un déficit de 929.695 viviendas, un 5.6 por ciento más que hace dos años, por lo que las autoridades han instado a las familias, centros de trabajo y cooperativas del país a participar en la construcción de sus propios inmuebles, reporta CubaNet.


Esta semana en la última reunión del Consejo de Ministros, encabezada por Miguel Díaz-Canel, el ministro de la de Cuba, René Mesa Villafaña, presentó una nueva política orientada a «detener el deterioro» de las viviendas y «posteriormente su recuperación y solución total».

De acuerdo a cálculos de Villafaña para eliminar el déficit habitacional tendrán que pasar al menos diez años, los primeros cinco tendrán prioridad las viviendas dañadas por fenómenos climatológicos, y luego vendrán a tomarse en cuenta las que están en condiciones precarias.

El ministro también puntualizó que para reducir el déficit será necesario «que participen en la construcción la mayor cantidad de actores”, entre ellos «la familia con necesidad de vivienda», entidades estatales de la construcción, cooperativas, centros laborales y el sistema empresarial del Estado.

Viviendas y materiales de la construcción serán entregados por el Gobierno cubano a quienes lo necesiten en función de sus «méritos sociales y laborales», según dicta la nueva política.


En función del ingreso per cápita del núcleo familiar, los receptores deberán pagar tantas mensualidades como sea necesario.

«Las personas que viven en condiciones precarias y en asentamientos costeros», son las que tendrán prioridad, también aquellos con necesidades de vivienda más grave; la prensa estatal detalla que en una primera fase se pretende dar solución a «los casos sociales», y a familias que han pasado mucho tiempo en un albergue.

Detalles como presupuesto del proyecto, fecha de inicio, disponibilidad o tipo de materiales, y procedimientos a seguir no han sido revelados.

Cuba tiene 11.2 millones de habitantes, y el 39% de las 3.8 millones de viviendas con las que cuenta se encuentran en regular y mal estado técnico.

(Con información de CubaNet)