Cuba firmará un acuerdo con la compañía energética francesa Total SA y el gigante industrial alemán Siemens AG, para construir una planta de energía eléctrica de gas, de 600 megavatios en el país caribeño, según fuentes al tanto de las conversaciones.

Desde el pasado año, las dos empresas encabezan un consorcio que ha estado en negociaciones con el Gobierno de la Isla.

“Total, con algunos socios internacionales, está analizando un proyecto de generación de GNL (Gas Natural Licuado) en Cuba, uno de varios países donde Total está explorando posibilidades similares para el GNL”, informó la firma a Reuters.

Sin embargo, un portavoz de Siemens no estuvo inmediatamente disponible para hacer comentarios al respecto.


Muchos detalles del proyecto se siguen negociando, y la combinación entre las sanciones de EEUU y la burocracia comunista no dan garantías de que el convenio se cierre, no obstante crecen las expectativas, señalaron las fuentes.

Si el negocio llega a concretarse, sería un ejemplo de que la Unión Europea intenta aprovechar la apertura de Cuba a la inversión extranjera, recoge América Económica.

Para la empresa francesa estaría destinado el proyecto Bahía de Matanzas, a 124 kilómetros al este de La Habana, donde Total recibiría el gas líquido del exterior y luego lo almacenaría, procesaría y suministraría a la planta, que sería construida por Siemens.

(Con información de América Económica)