Foto de archivo (Imagen del Periódico Escambray)

El gobierno cubano no se quedó callado ante la cancelación por parte de Estados Unidos del Acuerdo que permitiría a deportistas cubanos desempeñarse en las Grandes Ligas de Béisbol.


De esta forma la Federación Cubana de Béisbol dio declaraciones que compartieron en un tweet pocas horas luego de que se diera a conocer la noticia.

El gobierno cubano atribuye la cancelación del Acuerdo a la gestión del senador cubanoamericano Marco Rubio, al presidente Trump y al asesor de seguridad nacional John Bolton a quien etiqueta en tweets del lunes.

«La Federación Cubana de Béisbol denuncia la utilización con fines políticos de argumentos insostenibles que lograron deshacer el Acuerdo, recibido en su momento con entusiasmo por nuestros atletas, técnicos y aficionados, conocedores de que abriría las puertas a una inserción segura y ordenada en la MLB», lee la declaración.

El Acuerdo fue presentado inicialmente cuando la presidencia del demócrata Barack obama, quien en su momento consideró a la Federación Cubana de Béisbol una entidad independiente del gobierno comunista.


Tras tres años de negociaciones, la administración del presidente Trump anunció recientemente que revertía esta decisión, vinculando a la Federación con el gobierno cubano y por consiguiente no apta para negociar bajo el embargo.

«Esta decisión del Gobierno de los Estados Unidos responde a su permanente propósito de lucrar contra la nobleza del Acuerdo, en defensa de intereses políticos, sin importarle el bienestar y la tranquilidad de la familia cubana», respondió Cuba.

«Una vez más la historia pone en evidencia quiénes son los verdaderos responsables de que nuestros atletas no puedan desempeñarse en ese circuito sin la necesidad de renunciar a su nacionalidad y correr riesgos para sus vidas».