Miguel Díaz-Canel acusa a EEUU de «restablecer el programa de robo de cerebros hacia los médicos cubanos» (Imagen de archivo)

Nuevamente el designado gobernante Miguel Díaz-Canel usa la plataforma Twitter para acusar a Washington, esta vez de «desprestigiar a los programas cubanos de colaboración de salud con otros países calificándolos como una práctica de «esclavitud moderna» y de «trata de personas».


«Les molesta la solidaridad y el ejemplo de Cuba», agregó en su tuit.

Asimismo el sustituto de Raúl Castro, un rato más tarde publicó que la Administración de Donald Trump «busca restablecer el programa de robo de cerebros hacia los médicos cubanos».

«Más de 600 mil cubanos han prestado servicios médicos en más de 160 países en los últimos 55 años. En #Cuba se han formado de manera gratuita 35 mil 613 profesionales de la salud de 138 países. #EEUU busca restablecer el programa de robo de cerebros hacia los médicos cubanos», aseguró Díaz-Canel.


Los tuits del gobernante cubano aparecen luego de que Cuban Prisoners Defenders (CPD) presentara una denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI) el martes que saca a la luz que los galenos cubanos trabajan fuera de su país bajo acuerdos del régimen cubano y terceros gobiernos, privados de sus derechos básicos, sin una justa remuneración y bajo vigilancia estricta, de acuerdo a reporte de Martí Noticias.

El abogado y fundador de CPD comentó que «la mayoría tienen hijos y familia en Cuba y saben que la represalia es tremenda», en referencia a los médicos de la Isla que laboran en el extranjero en condiciones de semiesclavitud.

La CPD señaló entre los presuntos autores de violaciones de derechos humanos, a Raúl Castro, primer secretario de PCC; Miguel Díaz-Canel, presidente del Consejo de Ministros de la República de Cuba; José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública de la República de Cuba; Rodrigo Malmierca Díaz, ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de la República de Cuba; Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba y Margarita González Fernández, ministra de Trabajo y Seguridad Social.